ElPozo deja de trabajar con la granja de cerdos que mostró 'Salvados'

[ad_1]

ElPozo ha decidido dejar de trabajar con la granja de Murcia que apareció en el programa Stranger Pigs de Salvados, en el que se ponía en cuestión el tratamiento que se daba a los cerdos en ese recinto. Fuentes del grupo cárnico han explicado que la “desvinculación” se produce a consecuencia de la apertura de un “expediente de investigación” interno.

Según recoge El Independiente, ElPozo ha decidido “ampliar los estándares de calidad” en materia de bienestar animal, con medidas que se han ido implementando “de forma gradual desde el pasado mes de octubre”.

Ese periódico también recoge que dada su condición de “empresa líder” del sector, también estudian “medidas adicionales en materia de bienestar animal” que complementen las ya puestas en marcha para evitar “que exista el menor recelo” sobre sus procesos. Para ello, se plantean incluso colaborar con grupos animalistas “en próximas fechas”.

Este lunes, ElPozo había denunciado sufrir un “desproporcionado e injusto ataque” promovido por la organización Igualdad Animal mediante la “imágenes grabadas de forma ilegal y malintencionada” por La Sexta tras la retirada de sus productos en los establecimientos de las cadenas belgas de supermercados Colruyt y Delhaize.

La cadena Colruyt ha justificado la retirada de los productos de ElPozo “como resultado de las imágenes estremecedoras” que fueron emitidas en el programa ‘Salvados’, que la empresa murciana asegura que “corresponden a un área de recuperación sanitaria” con cerdos que “tienen algún tipo de malformación en enfermedad de nacimiento que deben vigilarse para controlar su evolución y mejora y, si no es posible, su sacrificio sanitario”.

El programa mostró unas imágenes grabadas de noche en las que se veían animales enfermos y con malformaciones en las instalaciones de la granja Hermanos Carrasco, de Alhama de Murcia, proveedora de Cefusa. En un comunicado publicado poco después de su emisión, ElPozo aseguró que estas imágenes correspondían a “un área de recuperación sanitaria” donde se vigilaba a los cerdos para “controlar su evolución”, y en caso de no mejorar “llevar a cabo su sacrificio sanitario”.



[ad_2]

Source link

Share this post