Una hora después de la excruciante hora, los mexicanos quedaron atrapados por los dramáticos esfuerzos para llegar a una niña pensada enterrada en los escombros de una escuela destruida por una magnitud 7.1 terremoto. Según se informa, se movió los dedos, dijo a los rescatistas su nombre y dijo que había otros atrapados cerca de ella. Los trabajadores de rescate pidieron tubos, tuberías y otras herramientas para alcanzarla.



Source link

Share this post

Post Comment