Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow acusan a Harvey Weinsten de acoso



El caso de Harvey Weinstein no parece tocar fondo, ni mucho menos. Tras las acusaciones de abusos sexuales al productor publicadas por The New York Timesel jueves 5 de octubre, el martes 10 la actriz Asia Argento ha acusado a Weinstein de haberla violado en un largo reportaje publicado en The New Yorker que también recoge declaraciones de Rosanna Arquette o Mira Sorvino. Ahora, a esa larga lista de mujeres que han sufrido el acoso, se unen dos de las caras más reconocibles del mundo: las de las actrices Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow.

Jolie y Paltrow lo han contado al diario The New York Times. «Cuando Paltrow tenía 22 años», arranca el texto, «consiguió un papel que la convertiría de actriz en estrella: el productor Harvey Weinstein la contrató para el papel principal en la adaptación de Jane Austen Emma. Antes de empezar el rodaje, la citó en su suite del Hotel Península Beverly Hills para una reunión de trabajo que empezó sin sobresaltos. Acabó con el señor Weinstein toqueteándola y sugiriéndole que tendrían que ir a la habitación a hacerse unos masajes, cuenta ella misma».

«Era una cría, había firmado [el contrato], estaba petrificada», recoge el diario sobre la actriz y sobre el hombre que «la acosó, le dio el empujón para iniciar su carrera y finalmente la ayudó a conseguir un Oscar», un premio que llegó en 1999 por Shakespeare in Love. Como explica, la actriz rechazó las intentonas del productor y se lo contó a su entonces pareja, Brad Pitt, que se peleó con Weinstein. «Poco después, el productor la amenazó para que no le contara nada a nadie. «Pensé que me iba a despedir», cuenta.

Angelina Jolie vivió algo parecido cuando estaba inmersa en la promoción de la película Jugando con el corazón (1998). «Tuve una mala experiencia con Harvey Weinstein en mi juventud y, como resultado, decidí no volver a trabajar con él nunca más y advertir a otros cuando así lo hicieran», ha contado Jolie, que entonces tenía apenas 23 años. «Este comportamiento hacia las mujeres, en cualquier ámbito y en cualquier país, es inaceptable», ha contado la actriz a The New York Times en un correo electrónico.

— NOTICIA EN AMPLIACIÓN —





Source link

Share this post

Post Comment