Así se fabrica un ángel de Victoria's Secret



Hasta hace no tanto ser modelo era desfilar, posar o, como mucho, hacer acto de presencia delante de un photocall. Un trabajo como cualquier otro que se desvanecía al final del día y que, como muchos otros, ha mutado en la era de las redes sociales. Especialmente si hablamos de los ángeles de Victoria’s Secret: embajadoras de la perfección a tiempo completo.

Estas profesionales han pasado de ser maniquíes sobre las que colocar un producto a convertirse en el propio producto a vender. ¿O alguien es capaz de recordar cinco prendas del desfile de lencería del lunes? ¿Y el nombre de cinco de las chicas? A nadie le importan los sujetadores, el público quiere ser ellas.

Se trata de una estudiada maniobra de marketing obra de Ed Razek, director creativo y de marketing de la casa y mente pensante detrás del concepto de ángel. Pero, ¿qué busca en una mujer para ascenderla a su olimpo particular?

«Todas estas modelos serían las más atractivas que un hombre haya podido ver, los hombres son fáciles de complacer, pero además las mujeres tienen que decir ‘quiero ser así, quiero tener ese espíritu, esa confianza y esa fuerza», confiesa Razek, que tiene muy claro que el fin último es vender a mujeres.

«Queremos mujeres optimistas y felices que se apoyen unas a otras», añade el creativo, transformando la sororidad en éxito comercial.

Es imprescindible, además, que las modelos tengan una imagen que encaje con la filosofía de Victoria’s Secret, que es sexy pero nunca pornográfica.

En una era en la que las modelos se muestran 24 horas en redes sociales —sin la intervención de un publicista— la personalidad también es muy importante. «No busco divas», revelaba hace unos meses a la edición americana de la revista Glamour.

Feliz dia das crianças … 💖🎡🍭 #slimetime

Una publicación compartida de Alessandra Ambrosio (@alessandraambrosio) el 12 de Oct de 2017 a la(s) 5:02 PDT

En este olimpo del buen rollo tampoco tienen cabida los escándalos o las malas conductas. «¿Aquellas producciones salvajes de los 80 en las que todos fumaban y se drogaban?», se pregunta el creativo, eso no pasa en los estudios de la firma. «Nadie hace eso. Nadie se acuesta tarde. Nadie viene a trabajar con resaca», porque, no olvidemos, sus chicas no son diablesas, sino ángeles.

Por último, pero no menos importante, tienen que transmitir una imagen de vida sana: la firma pasa ya de aquel «tengo este cuerpo porque solo ingiero agua» a un mucho más políticamente correcto «mis piernas son perfectas porque entreno dos veces al día». Así que Razek valora, y mucho, que este modo de vida se refleje en Instagram. De hecho, le recriminó su conducta a una indignada maniquí que no pasó el corte el año pasado. «Cada vez que veo una foto tuya en una discoteca por la noche, pienso que Adriana Lima ha estado saltando la cuerda durante tres horas», recordaba Ed Razek.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Sí, el desfile de Victoria’s Secret es machismo

En picado: así planea Victoria’s Secret remontar sus ventas

Todas las fotos del backstage del desfile

La caída de una modelo durante el desfile de Victoria’s Secret en China



Source link

Share this post

Post Comment