Ayuso indemnizará a 15 residencias privadas por los «daños» que les produjo la intervención por la pandemia


La Comunidad de Madrid indemnizará a 15 residencias privadas madrileñas por la gestión llevada a cabo durante los meses más duros de la covid-19 y evitando así el pleito que los familiares de las víctimas perseguían para depurar responsabilidades, según ha podido conocer la Cadena SER. 

Año y medio tras lo sucedido, las residencias están empezando a cobrar lo que reclamaron cuando Sanidad dio competencia a las Comunidades para intervenir los centros. Madrid trasladó a algunos usuarios y cambió a los gestores.

Según señala la SER, este es el caso de Ballesol Mirasierra, donde las autoridades madrileñas trasladaron a 45 mayores “a la vista del rápido avance de la enfermedad y teniendo en cuenta la envergadura y evolución de crisis sanitaria”, según refleja el convenio firmado entre la empresa matriz Intercentros Ballesol S.A. y la Consejería de Sanidad para poner fin a la reclamación de la primera. El documento estipula que la Comunidad de Madrid “tuvo la imperiosa necesidad de actuar de manera urgente”. A cambio, recibirá casi 269.000 euros en concepto de indemnización -268.935,38 euros- por un total de “3.017 días de estancia”.

Esta ha sido una de las residencias cuyos familiares han llevado ante los juzgados debido al brote que sufrieron a finales de marzo del año pasado y en el que murieron una decena de mayores. Los otros catorce también han pedido una compensación que la Comunidad les ha reconocido. 

Desde la patronal de las grandes residencias, AESTE (Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia), su secretario general, Jesús Cubero, relata el inicio de cómo se fraguó la colaboración. “Durante lo más duro de la pandemia se pidió colaboración desde las consejerías de Sanidad y de Políticas Sociales para poder llevar a residentes de centros pequeños y que tenían muchos contagios a centros más grandes que tuvieran más personal. Los centros asociados a la asociación que mejor estaban pusieron plazas a disposición porque pensaron que todos tenían que ayudar. A partir de ahí, una vez pasado lo peor de la pandemia, es cuando se ha iniciado el proceso de la compensación por las plazas expropiadas”. Cubero recuerda que estas negociaciones comenzaron antes del verano ya con cada centro negociando por separado con la Consejería de Sanidad.

Share this post

Post Comment