Cambios de arriba a abajo: así será la nueva TVE

Cambios de arriba a abajo: así será la nueva TVE


“La gestión que se nos pide ha de ser radicalmente nueva”. Son palabras del nuevo presidente de RTVE, José Manuel Pérez Tornero, que ha llegado al cargo con planes para renovar de arriba a abajo la corporación, después de casi tres años con una administradora provisional al frente —Rosa María Mateo— y en una situación de interinidad.

Pérez Tornero llega con las ideas claras: “Sugerencias sí, injerencias no”. En ese sentido, ha explicado este miércoles en un encuentro con la prensa que no le presiona nadie. “Las televisiones públicas siempre son objeto de disputa, pero creo que en España hemos dado un salto. Hasta ahora, dependían de los gobiernos, ahora pasamos a depender del Parlamento”. Ese cambio, entiende, les obliga a asumir de manera fiel “la independencia periodística”.

Sin embargo, el presidente llega a la corporación con algunos dolores de cabeza. El económico —las pérdidas del último ejercicio han superado los 31,5 millones de euros y la deuda asciende a más de 184— y el batacazo de las audiencias, que marcan mínimos históricos.

Por eso su plan pasa por innovar, porque “un servicio público sin audiencia no tiene sentido”. Y, a pesar de los muchos cambios que plantea, ha afirmado que no ha desecho “nada de Rosa María Mateo”. José Manuel Pérez Tornero no tiene por delante una tarea fácil, de hecho todos le dieron “su pésame” al asumir el cargo en marzo. Aunque ya plantea cómo será la nueva RTVE.

Nuevas caras y movimientos de parrilla

“Innovar en caras, propias y de colaboradores y expertos” para los programas de La 1. Esto supone la salida, ya confirmada por RTVE, de Las cosas claras, el espacio de Jesús Cintora que se mantendrá en emisión hasta el comienzo de los Juegos Olímpicos el 22 de julio. Se apostará por “una banda horizontal por la mañana con conexiones que permita tomar el pulso de la vida”, unas declaraciones que apuntan a programas informativos en la franja matinal.

Todos los esfuerzos estarán puestos en la planificación de la parrilla, que se renovará en dos fases: en septiembre, con la nueva temporada, y en enero, mes en el que llegará el gran cambio de programación, aunque aún “no hay nada contratado y se estudiarán todas las consideraciones”, ha indicado.

Respecto a la parte de Contenidos Informativos, la nueva directora, Mamen del Cerro, aún tiene que proponer opciones para que se hagan nombramientos, aunque sí que confirma que el nombre de Enric Hernández para dirigir RTVE Noticias está sobre la mesa.

Además, el administrador llega con una promesa: “Nos vamos a tomar muy en serio a Eurovisión ”.

Una nueva plataforma

La app comenzará las pruebas en los Juegos Olímpicos, con la posibilidad de “trabajar en conjunto” con el resto de plataformas. Consciente de que “hay gigantes con los que no se puede batallar”, RTVE tampoco se conformará con un nicho, sino que hará una apuesta internacional. Será también una estrategia para monetizar los contenidos fuera de España (en territorio nacional no se puede por ley). Buscará diferenciarse de la competencia, dándole una identidad propia, y se lanzará antes de que termine el año.

Contenidos de producción propia y, ¿la vuelta de los toros?

“No podemos abrir una ventanilla a que alguien nos venga a vender ideas y comprarlas”. RTVE quiere crear una nueva narrativa audiovisual con sello propio, con contenidos de entretenimiento y ficciones “con valores”. Para ello contarán más que nunca con talentos jóvenes, especialmente en colaboración con el Instituto RTVE, que servirá para dar oportunidades a nuevos creadores y para experimentar.

Respecto a emitir de nuevo las corridas de toros, no hay nada decidido. El Consejo de Administración aún está valorando la propuesta del Parlamento y está analizando si es posible hacerlo sin que choque con los horarios protegidos para los menores.

El nuevo presidente de RTVE en su encuentro con la prensa.

Marcha atrás con el adelanto del prime time

La audiencia de TVE llevaba años pidiendo que se adelantara el prime time, ya que los programas terminaban excesivamente tarde, algunos como MasterChef cerca de las dos de la mañana. La corporación cedió con poco éxito. “El único propósito era que los españoles duerman, pero no se acuestan pronto”, ha explicado. Asimismo, ha reconocido que el cambio no ha funcionado y que no se han “modificado un ápice las costumbres de los espectadores”. Dar marcha atrás introduciendo programas de access para retrasar de nuevo el prime time y hacer que coincida con el de las privadas es una posibilidad.

Utilizar nuevos audímetros

El administrador único de RTVE cree necesaria una nueva métrica global para controlar las audiencias de manera más precisa. Es decir, quiere incorporar indicadores que aporten también los datos del consumo a través de plataformas o móviles, algo que todavía no cuantifican los audímetros.

Un lobby ‘contra’ las plataformas de streaming

El objetivo es presionar para que paguen impuestos en España. Para ello, se reunirá este viernes con sus homólogos en Alemania, Francia o Italia para “ejercer como lobby público y exigir el pago de impuestos y de tasas a las plataformas” a través de la Comisión Europea. ”¿Por qué no pagan tasas estas plataformas? Tenemos que hacer valer nuestra voz”, ha subrayado en referencia a empresas como Netflix, HBO o Amazon. Todo ello al mismo tiempo que intentará “participar con ellas en su inversión, para hacer producciones más ambiciosas”.

Conclusión: remontar la audiencia

Los planes pasan por una “orquestación de canales” para que todos puedan remontar los paupérrimos datos. Todo se resume en las tres estrategias ya desarrolladas: “Contenido y creación”, “medios tecnológicos más avanzados” y “redefinir canales”. Con la reestructuración se intentará recuperar a los espectadores que han abandonado TVE a la vez que se mantiene la calidad y la información “con sentido público”.

Para conseguir todos los objetivos que se han marcado, el ente público cuenta con 62 millones de euros hasta final de año y con el apoyo del Parlamento para los presupuestos, algo que les permite mirar “al futuro con seis años de perspectiva”. La primera señal de la nueva RTVE será un cambio de logo con el que “adecuarse a los nuevos tiempos”.

Presentadores en sus inicios



Share this post

Post Comment