De dónde viene el lío entre Sanidad y las autonomías por el nuevo plan de la hostelería


Que Madrid se rebele contra el Gobierno central por las decisiones sobre la pandemia ya casi no es noticia, pero en este caso Madrid no está sola. Este miércoles, en la reunión del Consejo Interterritorial, las comunidades y Sanidad dejaron a un lado el tema de las vacunas para centrarse en tratar de establecer unos horarios comunes para la hostelería de cara al verano, pero este nuevo asunto ha incrementado aún más la tensión. 

La propuesta del Ministerio —aprobada por mayoría pero sin consenso— es que los locales de ocio nocturno de toda España puedan reabrir hasta las 3 de la mañana en las zonas de menos riesgo y que la hostelería pueda hacerlo hasta la 1, al menos hasta que el 70% de la población esté vacunada, a priori a mediados de agosto. Pese a que esto supondría un avance en la desescalada, teniendo en cuenta que el ocio nocturno lleva diez meses cerrado salvo en zonas puntuales, son varias las comunidades que ya han anunciado su oposición. 

El miércoles, Madrid, Murcia, Galicia, Andalucía y Cataluña votaron en contra, mientras que Euskadi y Castilla y León se abstuvieron. Este jueves, la revuelta se ha consumado.

Qué dice el plan de Sanidad para el ocio nocturno

Si el territorio está en nivel cero o 1 de riesgo (por debajo de 50 casos por 100.000), se permite la apertura de locales de ocio nocturno y discotecas, aunque los usuarios no podrán bailar, y deberán permanecer siempre sentados, tanto en interior como exterior, con una separación entre las sillas de distintas mesas de al menos metro y medio.

Estos locales no podrán abrir más allá de las 3 ni superar el 50% de aforo en el interior, con un máximo de seis personas por mesa; al aire libre, las terrazas podrán llenar el 100% de su aforo, con un máximo de 10 personas por mesa. 

Si un territorio se sitúa en nivel 2 de alerta, la comunidad podrá plantearse la apertura del ocio nocturno, aunque con un aforo de un tercio de clientes. 

¿Y para la hostelería en general?

Si una comunidad está en nivel de riesgo (hasta los 50 casos por 100.000), en la hostelería se permitirá la mitad del aforo para interiores, con la posibilidad de aumentarlo al 60% si se garantiza un buen nivel de ventilación. Habrá además un máximo de seis personas por mesa y, como novedad, se permitirá el consumo en barra.

En exteriores, las terrazas podrán estar al 100%, con una separación entre sillas de distintas mesas de 1,5 metros, y un máximo de diez personas por mesa. Como máximo, los bares y restaurantes podrán estar abiertos hasta la 1 y se dejará de servir a medianoche.

Qué comunidades están en riesgo bajo

Según los indicadores de Sanidad, que no sólo responden a la tasa de incidencia acumulada, sino que tienen en cuenta otros factores como la presión asistencial y la trazabilidad de los casos, hay siete comunidades autónomas, además de Ceuta, que podrían acogerse a la reapertura del ocio nocturno, y son: Baleares, Canarias, Cantabria, Comunidad Valenciana, Extremadura y Galicia. 

Qué pasa con las comunidades que están en riesgo medio o alto

Actualmente no hay ninguna en riesgo extremo, pero sí en riesgos 2 y 3. Para las que están en riesgo medio (2), Sanidad plantea una postura intermedia, permitiendo que sí abran interiores de hostelería e incluso ocio nocturno si su tendencia es favorable. Las comunidades que están en esta situación son: Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Madrid, Navarra y Melilla.  

En cambio, hay dos comunidades, La Rioja y Euskadi, que sí están en riesgo alto, y para estos casos Sanidad no ofrece medias tintas: el ocio nocturno y el interior de bares deberán estar cerrados, según este nuevo plan. Euskadi, con la mayor tasa de incidencia de España (198), permite actualmente un aforo máximo del 50% en interiores.

Qué dicen las comunidades

Madrid y País Vasco llevaron este miércoles la avanzadilla del ‘no’ (la una en supuesta defensa de los hosteleros y la otra por considerarlo “invasión de competencias”), y ya este jueves todo ha acabado como el rosario de la aurora. 

Andalucía ha anunciado que no acatará el plan de Sanidad, y Madrid y Castilla y León ya han avanzado que lo recurrirán si llega a publicarse en el BOE, cosa que todavía no ha ocurrido y se desconoce cuándo será. Galicia (en nivel de riesgo bajo) estudia si es obligatorio aplicarlo al no haber unanimidad en el acuerdo, y ha dicho que propondrá modificaciones a Sanidad. 

Entre las comunidades fuera de los niveles de riesgo, Cantabria ya ha adelantado que aplicará las medidas y la Comunidad Valenciana ha anunciado que reabrirá las discotecas el próximo martes, hasta las 2 de la mañana. En cambio, Baleares, con una de las tasas de incidencia más bajas, sigue apostando por la cautela (y las restricciones), y ha descartado de momento abrir los locales de ocio nocturno pese a tener ‘permiso’, alegando que “se juegan mucho” con el comienzo de la temporada turística.

Qué dice Sanidad

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, recordó este miércoles en rueda de prensa que las declaraciones de actuaciones coordinadas son de obligado cumplimiento para todas las comunidades, y que aunque algunas pongan pegas al principio, tendrán que acatarlas como ocurrió con las medidas acordadas para el puente de San José y Semana Santa, momento en el cual Madrid fue la más beligerante.

Ya este jueves, en una entrevista en RNE, Darias ha descartado llegar a los tribunales en caso de ‘rebelión’. “La judicialización es el último paso en la política”, ha afirmado la ministra, que ha animado a las autonomías a trabajar en “marcos de actuaciones comunes”.

Qué opina el sector del ocio nocturno

Depende. La Federación Nacional de Empresarios de Ocio y Espectáculos (España de Noche) señaló este miércoles que abrir los establecimientos hasta las tres es económicamente “inviable”, y la Plataforma por el Ocio y la Hostelería de Madrid ha anunciado que presentará un recurso ante la Audiencia Nacional “que permita a la Comunidad de Madrid recuperar definitivamente las competencias para regular la fase final de la desescalada”. “La reapertura de los locales de ocio resulta imprescindible […] como dique de contención frente al ocio descontrolado de los botellones y las fiestas ilegales”, argumentan. 

En cambio, los hosteleros asturianos celebran estar en la zona verde, y esperan que la próxima semana sea efectivo el cambio en los horarios y la reapertura del ocio nocturno y el consumo en barra. “Cuando tengo que ser crítico lo digo, pero ahora lo que toca es arrimar el hombro y ponernos a disposición del Gobierno para trabajar en esta línea”, ha afirmado este jueves José Luis Álvarez Almeida, presidente de la asociación de Hostelería y Turismo de Asturias (Otea).

Share this post

Post Comment