Estos son los lugares donde más se sigue transmitiendo el coronavirus (y donde menos)


Los lugares donde más se transmite el coronavirus han ido cambiando con el paso del tiempo, en parte porque los expertos han aprendido más sobre el funcionamiento del virus y en parte porque el propio virus ha cambiado. La variante Delta es más de dos veces más contagiosa que las variantes anteriores, lo que tiene implicaciones evidentes en la transmisión.

Además, más del 80% de la población de España ya ha recibido las dos dosis. Las personas vacunadas no solo tienen menos probabilidades de enfermar gravemente y morir, sino que transmiten mucho menos el coronavirus cuando lo contraen.

Esto es lo que se sabe sobre los lugares donde la transmisión es mayor ahora mismo y los lugares en los que no es tan alta como la gente piensa:

Dónde se está expandiendo más el coronavirus ahora mismo

A lo largo de la pandemia, ha quedado muy claro que los bares y el ocio nocturno han sido importantes focos de transmisión, y las pruebas apuntan a que así sigue siendo.

“Vemos menos casos y muertes cuando hay restricciones más estrictas y mascarillas y vemos un aumento de casos y muertes cuanta más actividad sin mascarillas hay en interiores”, comenta Rochelle Walensky, directora de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos. Durante el auge de la variante Delta, se detectaron muchos focos en el mundo en el sector de la hostelería, tanto entre clientes como entre trabajadores (aunque no es fácil identificar focos cuando la transmisión está muy generalizada).

Y, por supuesto, el riesgo de contraer la covid-19 cuando comes en interiores depende mucho de las tasas de transmisión local y de vacunación. Si vas a comer en interiores, mantén un ojo en las cifras de coronavirus en tu ciudad e intenta encontrar una buena mesa que no esté muy cerca de otros clientes. Evita los lugares muy concurridos e intenta sentarte cerca de una puerta o una ventana.

Pequeñas reuniones informales

Los expertos llevan mucho tiempo advirtiendo de que las pequeñas quedadas informales son otro de los principales focos de transmisión, y las investigaciones demuestran que sigue siendo así. Un estudio de 2020 descubrió que en áreas de alta transmisión, los hogares que habían celebrado un cumpleaños recientemente tenían un 30% más de riesgo de contraer el coronavirus que los hogares en los que no se habían celebrado reuniones sociales. No es fácil extraer datos de estas reuniones informales, ya que son difíciles de rastrear, pero los expertos de la salud tienen la certeza de que la variante Delta ha hecho que reunirse con amigos y familiares sea más peligroso.

Por eso los CDC siguen recomendando reunirse en lugares abiertos mientras el tiempo aún lo permita y, si no es posible hacerlo fuera, que todos los invitados pasen el mayor tiempo posible con la mascarilla puesta. Pese a que la situación sanitaria ha mejorado drásticamente en los últimos meses, sigue habiendo países con altas tasas de vacunación que todavía lo están pasando muy mal, como es el caso del Reino Unido.

“La mayoría de la gente contrae el coronavirus en su tiempo libre”, sostiene la doctora Alexa Mieses Malchuk. Es decir, la gente se está contagiando sobre todo durante su vida social, no en el colegio ni en el trabajo.

Espacios abarrotados al aire libre

Estar al aire libre es menos peligroso que estar en interiores, pero “eso no quiere decir que estar al aire libre sea como tener una varita mágica”, advierte Mieses Malchuk. Estar al aire libre con poca gente y manteniendo la distancia es muy distinto de estar en un lugar abarrotado, codo con codo con muchas personas.

“Cuanta más gente se una a la ecuación, más variables entran en juego. Evidentemente, cuanta más gente, más difícil es mantener la distancia”, explica. “Además, ni siquiera sabes si las personas que tienes al lado están vacunadas”.

Por eso ha habido varios focos asociados a festivales de música al aire libre. Los expertos también están siguiendo el rastro de posibles focos asociados a niños que juegan a deportes en equipo, o asociados a quedadas de niños con sus amigos en el parque.

Dónde no se está expandiendo

A lo largo de la pandemia, las investigaciones han demostrado que los colegios no son grandes focos de transmisión, pese a la total presencialidad, ya que los niños y adolescentes llevan mascarilla y siguen protocolos de precaución como los ‘grupos burbuja’ y la reducción de ratios. Además, un alto porcentaje de adolescentes ya están vacunados.

Hasta ahora, España está replicando los buenos datos del anterior curso escolar.

Los estudios realizados en 2020 descubrieron que el transporte público en ciudades como Nueva York no parece ser un gran foco de infecciones, y no solo en metro, también en buses urbanos y buses escolares. Probablemente tenga mucho que ver con la obligación de llevar mascarilla en el vehículo.

En realidad, depende mucho del lugar donde vivas

Aunque es útil hacerse una imagen general de las actividades más y menos peligrosas en relación con el coronavirus, Mieses Malchuk señala que es mucho más útil a la hora de tomar decisiones conocer todos los días la situación de tu ciudad.

Mantente al día de las restricciones y medidas de precaución en tu ciudad. Tu riesgo de contraer el coronavirus depende mucho de las restricciones específicas en tu región y de si decides hacer actividades al aire libre (si hace buen tiempo en tu ciudad) o si solo puedes hacer actividades en interiores. También hay que tener en cuenta si donde vives exigen el pasaporte covid para entrar en bares y discotecas.

Al final, la transmisión local y las normativas específicas son los dos factores que más información te van a dar sobre tu riesgo de contraer el coronavirus, y no lo que digan unos estudios. Los estudios llevan su tiempo y, cuando salen publicados, pueden estar ya desactualizados. Cada ciudad y comunidad autónoma tiene sus herramientas para recoger datos y diseminar la información.

Céntrate en conocer lo que sucede a tu alrededor, sigue las indicaciones de las autoridades locales y habla con tu médico si todavía tienes preguntas sobre tu riesgo específico.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido y adaptado del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Share this post

Post Comment