Fernando Simón cree que se podrá prescindir de la mascarilla en exteriores «en no muchos días»


Fernando Simón ha comparecido este lunes en rueda de prensa con mejor cara que la semana pasada. El epidemiólogo se ha mostrado bastante más contento que hace unos días, cuando se indignó al ver los festejos en distintas ciudades por el fin del estado de alarma.

El experto ha señalado que la incidencia acumulada en España ha bajado hasta 150 casos por cada 100.000 habitantes y varios periodistas le han preguntado cuándo cree que se podrán empezar a relajar las medidas.

Sobre este asunto, Simón ha afirmado que “no es bueno dar fechas” y que lo que hay que hacer es “dar situaciones epidemiológicas”. El experto ha señalado que “estamos evolucionando muy bien” y que “estamos teniendo coberturas de vacunación muy buenas”: “Estamos incrementando el porcentaje de población inmunizada en casi 1% diario. Cada 10-15 días estamos elevando el número de inmunizados en nuestra población en un 10%”. 

“En un mes estaremos en cifras de inmunización de la población que nos pone en una situación muy favorable para el control o para la reducción de muchas medidas. Algunas se podrán aplicar antes siempre y cuando se mantengan otras”, ha señalado. 

En cuanto al uso de la mascarilla, Simón ha comentado que sabe que una gran parte de la población, y más con el calor, está deseando que en exteriores ya no sea necesario su uso y ha explicado que “es muy posible que en no muchos días, se pueda ya reducir”. Eso sí, “hay que garantizar que los riesgos van bajando”.  

“La evolución de la epidemia está yendo bien. No estamos donde nos gustaría estar pero está yendo muy bien”, ha sentenciado antes de decir que el momento adecuado para relajar más las medidas será “cuando el índice de transmisión esté por debajo de los 150 en todas las comunidades”. 

De vuelta a las mascarillas ha explicado: “No se puede pensar si quitamos las mascarillas de exteriores que se puedan quitar al mismo tiempo las de interiores. No podemos pensar que si se quitan las mascarillas en los grupos que están altamente vacunados, como residencias de ancianos o algunos grupos similares, que se puedan quitar en todos los grupos sociales. No podemos plantear que si quitamos las mascarillas podemos dejar de mantener una distancia física con personas sobre todo en los grupos que sabemos en los que todavía no hay altas coberturas de vacunación”. 

Pero, ¿se va a esperar que todas las comunidades estén por debajo de 150 casos o se podrá dar el caso de que en algunas haya que ir con mascarilla y en otras no?

Simón ha sido cauteloso y ha explicado que, de momento, todas estas cuestiones se deberán debatir en el organismo correspondiente: “En muy pocos días, la mayor parte del territorio va a estar en una situación de inmunidad que permitirá, probablemente, que algunas de estas medidas sean generalizadas, no lo puedo asegurar, pero es posible que algunas sí que puedan ser generalizadas”. 

Pero no se quiere pillar los dedos: “Ahora, para que sean generalizadas tenemos que garantizar que la situación en todos los territorios es, si no igual, muy similar”. 

Habrá medidas que sí estarán en vigor en territorios que una situación epidemiológica adversa y se podrán relajar en los que estén en mejor situación: “Lo que no podemos es volver a exponernos a riesgos de brotes importantes aunque se circunscriban a grupos poblacionales concretos”. 

Share this post

Post Comment