La Fiscalía abre diligencias contra el cura que justificó al padre de las niñas de Tenerife


La Fiscalía Provincial de Las Palmas ha incoado diligencias de investigación para determinar si las manifestaciones realizadas durante los últimos días por el párroco Fernando Báez Santana en diversos medios de comunicación y en redes sociales sobre la desaparición de Anna y Olivia merecen la calificación de infracción penal.

El polémico sacerdote grancanario atribuye el comportamiento de Tomás Gimeno a la “infidelidad” de la madre de las niñas Anna y Olivia, declaraciones que han sido desautorizadas y rechazadas por el Obispado de Canarias.

“La indignación social generada por tales manifestaciones y el común rechazo de que se han hecho acreedoras animan” esa decisión, indica la Fiscalía en un comunicado.

Añade la Fiscalía que el respeto que exige el inmenso dolor causado y el sentimiento de pudor ante el proceso de duelo que vive la madre de las niñas “exacerban las obligaciones de discreción y reserva durante la tramitación de las diligencias de investigación incoadas hasta su completa resolución”.

También en un comunicado difundido ayer, el Obispado de Canarias lamenta y pide perdón por el dolor que han podido ocasionar estas declaraciones de sacerdote y expresa su repulsa ante todo tipo de violencia “de manera especial a la que afectan a niños e inocentes y, en este caso la violencia vicaria utilizada como medio para hacer daño a la madre”.

Share this post

Post Comment