La Generalitat reconoce que recibió alertas sobre un posible atentado en la Rambla pero que no les dio credibilidad



El conseller de Interior, Joaquim Forn (i), y el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluïs Trapero (d), en una imagen de archivo.

El conseller de Interior, Joaquim Forn, ha tomado la palabra: «Queremos denunciar la campaña de intoxicación y desprestigio de la labor de los Mossos d’Esquadra». «Negamos que los Mossos tengamos relación directa con la CIA, son a través del Estado y no de los Mossos d’Esquadra», ha añadido.

El conseller de Interior, Joaquim Forn: «El documento es un montaje que el mismo director del diario reconoce, fabricado a través de informaciones que dice que le han llegado. Para nosotros, este es un hecho muy grave. Los Mossos reciben decenas de avisos terroristas y todos son contrastados para conocer la credibilidad que pueden tener».

Por otro lado, ha admitido que recibieron un aviso sobre la Rambla y que, valorándolo en las mesas de valoración antiterrorista, no se debatió.

En las mesas de evaluación antiterrorista no se habló de una alerta de la Rambla, ni el 25 de mayo ni el 8 de junio. «Por qué no se informaba teniendo en cuenta que el Estado disponía de esta información», se pregunta Forn, que dice que a pesar de esto se amplió el dispositivo de seguridad en la Rambla.

LA INFORMACIÓN DE LA CIA

Según han informado este jueves varios medios, encabezados por El Periódico de Catalunya, Los Mossos d’Esquadra recibieron una alerta de atentado de la CIA el 25 de mayo y EEUU que avisaba de que el autodenominado Estado Islámico (EI) planeaba actuar en verano «específicamente en la Rambla».

Según publica este jueves El Periódico de Catalunya, la nota llegó el mismo día al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y a las fuerzas del Estado, que informaron a la policía catalana.

Los servicios de inteligencia de Estados Unidos contactaron con los Mossos para transmitirles que los indicios recabados por la Agencia Central de Inteligencia (CIA, en sus siglas en inglés) apuntaban a que el EI planeaban atentar este mismo verano en «zonas turísticas muy concurridas» de Barcelona, y «específicamente en la Rambla».

Este mismo diario informó al respecto el pasado 17 de agosto, poco después del atentado en la capital catalana, pero la noticia fue desmentida en días posteriores por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; el conseller de Interior, Joaquim Forn, y el mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero.

El National Counterterrorism Center (NCTC), el organismo que coordina a una veintena de agencias federales de información y espionaje de EE.UU., incluidas la CIA, la National Security Agency (NSA) y el Federal Bureau of Investigations (FBI), informó a los responsables de la seguridad en Cataluña para que adoptaran medidas preventivas.

La escueta nota fue enviada el 25 de mayo a la policía catalana, a las fuerzas de seguridad del Estado (Policía Nacional y Guardia Civil), al Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) y al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), según publica hoy El Periódico.

«Información no corroborada de veracidad desconocida de finales de mayo del 2017 indicaba que el Estado Islámico de Irak y ash-Sham (ISIS) estaba planeando llevar a cabo ataques terroristas no especificados durante el verano contra emplazamientos turísticos muy concurridos en Barcelona, España, específicamente en la calle La Rambla», reza el texto.



Source link

Share this post

Post Comment