Letizia presume de brazos y joyas en su visita a México



La reina Letizia en una visita a la Cruz Roja en México, el 13 de noviembre de 2017.

La reina Letizia ha acudido de viaje a México y lo ha hecho en solitario, sin el rey Felipe VI. El lunes 13 de noviembre la reina aterrizó en México D.F. para participar en la Cumbre Mundial de Líderes contra el Cáncer que se celebrará en la capital mexicana. Así, volvía al país que la vio trabajar de cigarrera en los años 90.

Por la mañana, doña Letizia aprovechó para saludar a algunos miembros de la Cruz Roja que han ayudado y siguen ayudando a los damnificados por los recientes terremotos que ha sufrido el país.

Para esa visita, celebrada sobre las 10 de la mañana, la reina Letizia optó por un pantalón de cuadros y una chaqueta de cuadros blanca y negra de un tejido grueso, y como complemento usó los pendientes de estrellas de Chanel, que han estado entre sus favoritos durante años y que hacía un tiempo que no se ponía.

La reina Letizia en México.

La reina Letizia y el presidente de Cruz Roja en México, Fernando Suinaga.

 Letizia con voluntarios de la Cruz Roja en México.

Aunque Madrid tenga estos días temperaturas que rozan el cero de madrugada, no ocurre igual en D.F., que a esas horas está cerca de los 25 grados. Así, la reina patinó ligeramente al optar por un look más invernal de lo que la situación merecía.

Por la noche, la reina fue recibida por el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y por la esposa de éste, Angélica Rivera, en Los Pinos, la residencia presidencial. Peña Nieto agradeció «las muestras de apoyo y la solidaridad del gobierno y del pueblo de España frente a la emergencia que enfrentó México con los terremotos». Además, la reina, el presidente y Rivera asistieron a la cena inaugural de la Cumbre Mundial de Líderes contra el Cáncer.

La reina Letizia posando con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y su esposa Angélica Rivera durante el encuentro celebrado en la residencia de Los Pinos de la capital mexicana.La reina Letizia posando con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y su esposa Angélica Rivera a su llegada a la cena oficial de la Cumbre Mundial de Líderes contra el Cáncer.La reina Letizia, con Enrique Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera a su llegada a la residencia de Los Pinos de la capital mexicana.

Para esos encuentros la reina sacó la artillería pesada. Así, optó por un mono largo negro, con tirantes y cuello halter y con un gran bordado sobre el cuello. Lo acompañó con una coleta, que tanto usa últimamente, que la ayudaba a despejar la cara y a mostrar sus pendientes, los chatones de diamantes, unas de las joyas más valiosas de la corona española.

No sólo llevo esos: también usó las pulseras de Cartier, dos pulseras de diamantes de incalculable valor y que también forman parte de las joyas de pasar del joyero de los Borbones. Además, también lució el misterioso anillo de jade de color verde —¿o es V.E.R.D.E?— que lleva mostrando los últimos meses.

Con el conjunto elegido, la reina también lució otra de sus grandes armas: sus esculpidos brazos, que destacaban más si cabe por el corte del mono y por las pulseras, que los enmarcaban.

La reina Letizia, Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera durante la cena oficial de la Cumbre Mundial de Líderes contra el Cáncer

La reina Letizia saludando a los invitados durante la cena oficial de la Cumbre Mundial de Líderes contra el Cáncer.





Source link

Share this post

Post Comment