Lo nunca visto desde la Guerra Civil: los efectos de la pandemia en la demografía española

Lo nunca visto desde la Guerra Civil: los efectos de la pandemia en la demografía española


Pablo Blazquez Dominguez via Getty Images

Un hombre, en el cementerio durante el Día de Todos los Santos en 2020.

Dos datos fríos y rotundos han helado la sangre a muchos españoles este jueves: según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la pandemia de coronavirus ha dejado un número de defunciones como hacía un siglo que no se veía y un nivel de nacimientos históricamente bajos, propios de la posguerra. 

El INE ha informado de que en el año 2020 murieron 492.930 personas, un número de defunciones que no se alcanzaba desde el año 1920, cuando la cifra fue ligeramente superior: 494.540 fallecidos. 

Aquel país de hace un siglo también acababa de vivir una pandemia, la de la llamada ‘gripe española’, que dejó millones de muertos en Europa y, según las estimaciones, unas 200.000 personas fallecidas en España. 

De hecho, en 1918 el INE registró la cifra más alta de fallecidos en un año desde que se tienen registros: 695.758 muertos. 

Los datos publicados por el INE han permitido observar con claridad cómo la pandemia comenzó a dejar víctimas por encima de lo normal a partir del mes de marzo de 2020, cuando de las 37.000 muertes de 2019 pasamos a las más de 58.000 del año siguiente, un 56,8% más. 

Abril fue incluso peor, pasando de las 34.201 del 2019 a las 60.951 del 2020, un 78,2% más.

Mes a mes, las cifras de fallecidos superaban en 2020 las de 2019 debido, claro, al terrible impacto de la pandemia de coronavirus. 

En total, en 2020 han fallecido un 17,7% más de personas que en 2019. 

Una pandemia que se ha cebado especialmente con los más mayores.

Según datos del INE, en 2020 murieron un total de 428.821 personas mayores de 65 años, 69.000 más que en 2019. 

La mayor diferencia respecto al año anterior se ha producido en personas de entre 75 y 79 años, con un 24% más de fallecidos en 2020. 

Otro dato dramático es el de los nacimientos, que marcan un mínimo histórico desde que existen registros, en 1941, justo después de la Guerra Civil. 

Según el INE, en 2020 se produjeron 339.206 nacimientos, un 5,9% menos que en 2019, cuando se produjeron 360.617, una cifra que ya era la más baja de la historia. 

El INE considera que el dato de 2020 consolida una tendencia que venía produciéndose desde el año 2014. 

Aun así, resulta llamativo lo que sucede en los meses de noviembre y diciembre, tal y como resalta el propio INE, ya que ahí se produce un notable descenso de los nacimientos.

Alumbramientos que debieron de ser concebidos entre febrero y marzo, justo al inicio de la pandemia.  

La variación con respecto a 2019 es notable, siendo de un 11% de nacimientos menos en noviembre y del 21,5 menos en diciembre. 

Estos datos han hecho que el número de hijos por mujer haya bajado a 1,18, niveles desconocidos en España desde 1998. 

Todos estos datos, indica el INE, afectan a la esperanza de vida que también ha caído después de la incidencia del coronavirus. 

Si en los últimos 45 años no ha dejado de crecer, este año se ha producido un notable descenso, pasando de los 83,5 años de 2019 a los 82,3 años de 2020. 

Esto sitúa la esperanza de vida en niveles de hace casi una década. 


Photo gallery
El coronavirus mata: esta es la prueba gráfica


See Gallery




Share this post

Post Comment