Los perros entienden a los humanos desde que son cachorros

Los perros entienden a los humanos desde que son cachorros


Con solo dos meses, los perros son capaces de mirar el rostro de las personas y adivinar qué se les está pidiendo, con la inteligencia suficiente para recoger esa información y seguir las señales que se les da. Logran desarrollar esas habilidades incluso antes de dejar sus camadas y vivir con un humano. Lo llevan en los genes, según una investigación de la revista científica Current Biology.

“Descubrimos que estas habilidades son altamente heredables”, explica Emily Bray, doctora del Centro de Cognición Canina de Arizona (Estados Unidos), en el informe.

Esto quiere decir que, aunque la educación de los cachorros influye, su capacidad cognitiva no depende de ello, ya que tienen disposición genética para interactuar con las personas mediante el lenguaje corporal.

La investigación se ha centrado en las razas de golden retriever y labrador, y ha analizado el comportamiento del mayor número de canes hasta la fecha.

En total, se ha estudiado a 375 cachorros de 8 semanas de edad que en su amplía mayoría encontraron la comida escondida, eligiendo el escondite correcto el 70% de las veces. Para ello, atendían las indicaciones de un científico sin perder detalle de su rostro (especialmente de los gestos de la mirada) y de sus manos durante más de seis segundos, cuando se dirigían a ellos.

Todos los perros vivían antes del estudio con su madre y compañeros de camada, sin contacto alguno con entrenadores.

La prueba demostró también que los canes no se guiaban en este caso por el olfato para conseguir su recompensa, sino por la información que se les estaba dando.

“Es una evidencia muy importante. Los perros son sensibles a las señales sociales humanas, a pesar de que estén pasando por las primeras etapas de su desarrollo físico y mental”, subraya Julia Espinosa, especialista en habilidades cognitivas de estos animales de la Universidad de Toronto, en declaraciones recogidas por El País.

“El 43% de la variación que vemos en la capacidad de seguimiento de puntos y en el comportamiento de la mirada se debe a factores genéticos (…) Estos hallazgos sugieren que los perros están preparados biológicamente para comunicarse con nosotros”, coinciden ambas expertas.

Además, todas esas habilidades —a las que responden mejor si se les habla con “voz de bebé”, es decir, con un tono más agudo— se refuerzan con la convivencia con las personas y la educación. En ese momento es cuando se fomenta una relación que “involucra apego y comportamientos comunicativos”, “muy parecida a la que vemos entre padres e hijos humanos”, subrayan.

La investigación ha seguido a 160 de esos cachorros hasta su edad adulta, y se ha podido comprobar cómo su rendimiento ha mejorado a medida que envejecen. “Pueden hacerlo cuando son jóvenes, pero pueden hacerlo aún mejor cuando son adultos”, detalla Bray.

Plantas tóxicas para perros

Share this post

Post Comment