Montero y Belarra chocan por el regreso de Puigdemont a España

Montero y Belarra chocan por el regreso de Puigdemont a España


Europa Press via Getty Images

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero (izq) y la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, en Moncloa.

La cuestión catalana divide a los partidos de la coalición de Gobierno. PSOE y Unidas Podemos no piensan igual sobre cómo afrontar el conflicto político. Por eso, la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha pedido este jueves que el expresidente de Cataluña Carles Puigdemont, huido de la justicia tras su implicación en el procès, pueda regresar a España con normalidad. Pero pronto, la portavoz, María Jesus Montero, ha recordado que “el interés del Gobierno es juzgarle en España”.

La inminencia de los indultos y los gestos que se han sucedido desde que el Gobierno los puso encima de la mesa han elevado la crisis catalana a primera página. Tras la salida de Pablo Iglesias del Gobierno y de la secretaría general de Podemos, los aspirantes a sucederle, como la propia Belarra, tratan de cerrar el apoyo catalán de sus bases y de sus socios, los ‘comunes’, liderados por Ada Colau. “Que ellos [Puigdemont, Ponsatí y Comín] puedan regresar es normal, no es normal que no estén en España”, ha dicho Belarra.

La portavoz, sin embargo, no piensa igual: “En el momento que el señor Puigdemont llegue a este país tiene que ser puesto a disposición de la justicia, como ocurrió con otros líderes del procès”. Montero quiere que el expresidente responda “por aquellos acontecimientos desgraciados” de 2017 “por los que nunca respondió ante la ley”.

No obstante, Belarra considera “enormemente legítimo” el regreso a España del expresidente de la Generalitat, así como que los independentistas puedan plantear en la mesa de diálogo un referéndum pactado por la autodeterminación de Cataluña.

Eso sí, la aspirante morada a liderar el partido ha reconocido también que los indultos son una buena noticia, porque la libertad de los dirigentes encarcelados es “condición necesaria para que el diálogo fructifique” y ha apostado por acabar con la vía de la judicialización para solucionar el conflicto.

Homologar el delito de sedición a nivel europeo

Montero ha explicado que el objetivo del Gobierno, en el caso concreto del delito de sedición, es “la homologación a nivel europeo” del mismo, algo que se está cocinando en la reforma del Código Penal.

“El delito de sedición, en el ordenamiento jurídico español, data del siglo pasado y está totalmente fuera de contexto de las democracias consolidadas en el marco de los países vecinos”, señala la ministra.

“Nuestra idea es homologar ese delito al resto de los que existen actualmente en los códigos penales (europeos)”, lo que ha calificado como “un trabajo concienzudo” que “irá acompañado de otra reforma importante para este Gobierno, que es la (ley) del sí es sí, el consentimiento de la mujer”.

Share this post

Post Comment