MSF denuncia la situación de los inmigrantes llegados a Ventimiglia (Italia) tras el cierre de fronteras



Refugiados de Sudán, Somalia y Etiopía, viviendo bajo un puente en Ventimiglia, esperando para cruzar a Francia.

La organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) denunció hoy la difícil situación en la que se encuentran los inmigrantes que quedan atrapados en la localidad italiana de Ventimiglia (noroeste del país) debido al cierre de las fronteras.

MSF explica que «como consecuencia de las estrictas políticas fronterizas puestas en marcha en Europa tras la crisis migratoria y de desplazamiento en 2015 (…) muchos inmigrantes se han quedado atrapados en Ventimiglia sin acceso a cuidados básicos». «En verano, más y más personas alcanzan los límites de la ciudad y no encuentran refugio en las instalaciones existentes», añade la organización que aporta imágenes de los inmigrantes durmiendo bajo puentes o en los parques de la localidad.

Por ello, los inmigrantes tienen «como única alternativa cruzar la frontera ilegalmente y a través de rutas peligrosas» y que ya son 12 las personas que han fallecido al emprender esos caminos peligrosos «a través de las montañas o a lo largo de los túneles y las autopistas que conectan Italia y Francia«. Denuncian además que muchas de ellas «acaban siendo expulsadas de vuelta a Italia» por las autoridades galas.

«Las terribles condiciones de vida hacen a los inmigrantes más vulnerables. Muchos de ellos están huyendo de situaciones horribles vividas en sus países de origen y han sufrido un profundo trauma a lo largo de la ruta migratoria», explica Federico Saracini, coordinador de MSF en Ventimiglia.

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo…).

El coordinador general de MSF en Italia, Tommaso Fabri, asegura que las condiciones de estos inmigrantes son «indignas» y que muchos de ellos están en situaciones de vulnerabilidad y no son atendidos.

La organización explica que ante la falta de una respuesta institucional, desde el verano pasado la sociedad civil local de Ventimiglia ha establecido un refugio temporal en la parroquia de Sant’Antonio alle Gianchette, donde familias, niños y mujeres son hospedados y reciben comida.

Los equipos de MSF brindan servicios de salud materna, apoyo en salud mental y consultas médicas, al tiempo que facilitan donaciones de alimentos y de productos de primera necesidad.

La situación de los inmigrantes en Ventimiglia, procedentes de Somalia, Eritrea y Etiopía y Sudán sobre todo, se repite desde junio de 2015 cuando varios centenares de ellos quedaron bloqueados tras el cierre de la frontera italiana de Ventimiglia con Francia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Libia, el mercado de esclavos del siglo XXI

La inmigración irregular se cuadruplica en España, según Frontex

Detenidos tres soldados turcos por maltratar a refugiados sirios



Source link

Share this post

Post Comment