Muere Mila Ximénez a los 69 años

Muere Mila Ximénez a los 69 años


GTRES

La periodista Mila Ximénez en la presentación de una serie de retratos de los colaboradores de ‘Sálvame’.

El mundo de la televisión ha perdido a uno de sus grandes valores del entretenimiento. Mila Ximénez ha fallecido a los 69 años, a consecuencia del cáncer de pulmón que padecía, según ha podido confirmar El HuffPost.

Las biografías publicadas sobre Milagros Ximénez de Cisneros (Sevilla, 1952) se refieren a ella como periodista, escritora, colaboradora de televisión y personaje mediático. Con las dos últimas facetas se había convertido en los últimos años en un pilar fundamental de Sálvame, tanto para la audiencia —que lo dejaba dicho con sus llamadas— como para sus compañeros.

De hecho, su amigo, el también colaborador Kiko Hernández, le dedicó unas sentidas palabras en público en abril de 2020: “Seguramente, si no te conociera o no te quisiera, diría que eres soberbia, elitista, clasista, que es lo que muestras en el programa. Pero sólo hay que rascar un poquito para ver que no eres todo eso, que eres un personaje que te has creado que te funciona muy bien y que cuando termina Sálvame eres otra persona totalmente distinta”.

No fue el único. También el presentador Jorge Javier Vázquez quiso enviarle su mensaje, y lo hizo a través de su blog de la revista Lecturas, que tituló Carta abierta a Mila Ximénez: Todo es mucho menos si tú no estás. En él habló de la periodista como “una de las personas más importantes de su vida”.

“Eres graciosa sin saberlo, que es la manera más desternillante de ser un festival del humor. A ti el vuelo de una mosca te puede echar a perder un atardecer maravilloso, pero también es verdad que tienes la suficiente inteligencia para bajarte del carro cuando adviertes que el bucle en el que te metes tú solita se te está haciendo bola”, relataba el presentador.

El 16 de junio de 2020, Mila Ximénez anunció en Sálvame que sufría un cáncer de pulmón con metástasis“Estoy jodida y asustada (…) No lo he contado porque necesitaba hablar antes con mi hija Alba. Y no podía contárselo hasta que el médico no me dijera qué nombre tenía, qué tratamiento… Ya lo sabemos y vamos a por ello”, explicaba entonces. Dejó de presentarse en Telecinco en enero de 2021 y desde ese momento apenas hizo algunas apariciones esporádicas. 

GTRES

Su hija Alba Santana, el amor de su vida.

“El cáncer me parece un imbécil que se ha instalado en mi vida y no sabe dónde se ha metido”, señalaba Ximénez en una entrevista en Lecturas, meses antes de romperse en directo en Telecinco con una llamada de su hija, que ha estado junto a ella siempre que ha podido, dado que reside con su familia en el extranjero. “Aunque ha sido un año muy difícil me he sentido más cerca de ti que nunca y yo sé que juntas de la mano, poco a poco vamos a poder con los obstáculos que tenemos delante. Que te quiero muchísimo”, decía Alba Santana.

Su vida en Marbella

En la década de los ochenta y nos noventa, Mila Ximénez era uno de los personajes más populares de la Marbella de la jet set —también era conocida por sus entrevistas semanales en ABC—. Una vida que le hizo feliz durante un tiempo, y de la que guarda algunos buenos momentos. Sin embargo, la periodista confesó que no había “superado las secuelas de algunas cosas” que vivió entonces.

“Me retrotrae a otros momentos en los que soy arrastrada por un tsunami. Tengo la sensación de que he vivido demasiado tiempo, y pocas horas”, escribió en Lecturas. Parte de esa vida la compartió con el tenista Manolo Santana, el padre de su hija, con el que estuvo casada entre 1983 y 1986. El expresidente Adolfo Suárez fue el padrino de la boda. Más tarde, a finales de los ochenta, mantuvo una breve relación con el actor José Sacristán.

Al lado de Santana, como dijo en un programa especial de Sálvame, era una niña “súper pija”, que vivía en una casa en la que el servicio vestía con frac en pleno agosto. Lo único bueno que guardó de ese matrimonio era que “vivió con Alba durante sus primeros años”.

GTRES

Manolo Santana y Mila Ximénez en Marbella en los ochenta.

Llegada su separación y sus problemas económicos, Mila Ximénez también tuvo que separarse de su hija, que se fue a vivir con su padre, porque “era lo mejor para ella”. Uno de los episodios que siempre ha contado con lágrimas en los ojos en pantalla es cuando la pequeña la visitaba en casa y le decía “que tenían que jugar a las tinieblas”, para que no supiera que, realmente, lo que ocurría es que le habían cortado la luz.

Por suerte, con los años se unieron más que nunca. Alba vive en Ámsterdam (Países Bajos), y han sido pocos los fines de semana en los que la periodista no viajó a visitarla a ella y a sus dos nietos. Los amores de su vida.

El vínculo entre Ximénez, Isabel Pantoja y Encarna Sánchez

La televisiva de Telecinco colaboró durante dos años, hasta 1987, en el programa Directamente Encarna, de Encarna Sánchez en la Cadena COPE. Mila Ximénez dio a entender en varias ocasiones que ella se convirtió en una obsesión para la periodista radiofónica y que, al no ceder a todas sus peticiones, no le hizo la vida fácil. “Quería que me arruinara y acabara como un perro para seguir sometiéndome”, relató.

Respecto a Isabel Pantoja, la colaboradora insinuó en Aquí hay tomate en 2003 que la tonadillera habría mantenido una relación a tres con María del Monte y Encarna Sánchez, lo que le costó una demanda de la cantante —por la que le tuvo que pagar casi 6.500 euros—, y unas cuantas más a lo largo de su trayectoria televisiva por sus comentarios, así como una rivalidad prácticamente eterna.

GTRES

Mila Ximénez, Isabel Pantoja y Encarna Sánchez en los estudios de la COPE.

Su regreso a la televisión

Mila Ximénez volvió a la actividad profesional, tras unos años sin trabajo y con serios problemas económicos, de la mano de la televisión. En 2004 entró en Telecinco y desde entonces la cadena no dejó de contar con ella. Estaba presente en todos los programas de máxima audiencia de Mediaset: Crónicas Marcianas, TNT, A tu lado, La Noria, Sálvamey Sábado Deluxe, además de aparecer como colaboradora en los debates de diferentes realities.

También se prestó a ese formato, cuando participó como concursante en Supervivientes 2016, donde consiguió llegar a la final y quedar en la tercera posición, o en GH VIP 7, programa en el que repitió la clasificación del anterior. Además, presentó junto a algunos compañeros las Campanadas de 2017.

En 2018 reconoció en una entrevista con Risto Mejide en Chester: Posverdad que el programa que le dio la oportunidad para volver a la televisión, Crónicas Marcianas, “fue la única salida del pozo donde estaba metida”: “Yo pensé que nunca iba a levantar cabeza. Mi sueldo era medio millón de pesetas”.

Sobre el mismo dijo que los colaboradores eran “como cerdos metidos en un corral”. “Cuando he tenido que sobrevivir he hecho de todo, tuve una época en la que tenía que mentir en televisión”, añadió.

De hecho, reconoció no haber sido sincera cuando dijo en una ocasión que había mantenido relaciones con Encarna Sánchez, después de negarlo incansablemente. “Si me dan medio millón de euros y tengo que decir que sí, pues lo hago de nuevo”, confesó entre risas.

Su ‘ingreso’ en el eje del mal

A pesar de haber experimentado toda una vida en la televisión, su fichaje por Sálvame fue probablemente el paso que hizo que el público se encariñara más con Mila Ximénez. Junto a Kiko Hernández y Kiko Matamoros formaban el llamado ‘eje del mal’ en un principio. Eran los tres colaboradores que más movían el cotarro en el programa, pinchando al resto y metiendo algo de cizaña para dar juego. Algo que siempre se le ha agradecido, dicho por los espectadores que llamaban a la ‘defensora de la audiencia’ y por sus compañeros, por su entrega absoluta al programa, por estar dispuesta a remar siempre a favor del show y por convertirse en una pieza fundamental del espacio de Telecinco.

A principios de junio, la periodista fue hospitalizada de nuevo en una clínica de Madrid. Había acudido a realizarse unas pruebas, pero los médicos creyeron oportuno ingresarla. Tras su hospitalización y el fracaso de su último tratamiento, estuvo en casa rodeada de todos sus seres queridos, incluida su hija Alba, que vino hasta España para acompañarla en sus últimos días. 

En mayo, Ximénez dijo que padecer cáncer le había servido para aprender una lección vital: “Estar cuidada y protegida por los míos es el mejor regalo que he recibido de esta enfermedad. Tengo docenas de manos que no me sueltan”. Fueron las palabras de una descarada periodista que conquistó el mundo del entretenimiento.


Photo gallery
Famosos muertos 2021


See Gallery







Share this post

Post Comment