«No lo vuelva a hacer»: Lío en la Asamblea de Madrid por el gesto de una diputada del PSOE


Tremendo lío el que se ha producido en la Asamblea de Madrid durante la intervención de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en respuesta a Hana Jalloul, portavoz socialista en la Cámara. 

Jalloul preguntó a Ayuso por la polémica frase de Pablo Casado, presidente del PP, sobre la vivienda y el trabajo. 

Ayuso ha respondido asegurando que “la gente con empleo tiene más facilidades para acceder a la vivienda” y que su Gobierno pretende “crear empleo”. Después, ha pedido a los socialistas que no le den “lecciones” sobre vivir de alquiler porque ella ha estado “casi veinte años de alquiler”. 

“Conozco mejor que nadie lo que hacen las clases medias en Madrid porque vengo de una familia a la que nadie le ha regalado nada y honradamente han trabajado siempre”, ha agregado Ayuso, una frase que ha provocado un enorme revuelo en la Asamblea. 

Palabras que aluden a la polémica que rodea al padre de la presidenta madrileña, quien recibió de Avalmadrid, una empresa semipública un préstamo de 400.000 euros para una compañía controlada por él al 50%. Un préstamo que, según El Confidencial, se concedió por una nave escriturada en 26.000 euros. 

La Asamblea de Madrid, en las conclusiones de la comisión de investigación que se creó por este asunto, dijo que el padre de Ayuso recibió un trato “preferente” de parte de Avalmadrid. 

Hace una semana, la Asociación Libre de Abogadas y Abogados (ALA) interpuso una querella contra Ayuso y varios de sus familiares ante el Tribunal Supremo por un presunto delito de alzamiento de bienes relacionado con este préstamo. 

Según la querella, la familia de Ayuso colocó un inmueble propiedad del padre de la presidenta como aval para dicho crédito, pero que cuando la compañía estaba al borde de la quiebra, dicha propiedad pasó en vía de donación a Ayuso y su hermano. 

Esta Asociación acusa a Ayuso de “aceptar la donación efectuada por sus padres de la que era su vivienda familiar, con el fin de sustraer la misma de cualquier ejecución que pudiera acordarse ante los impagos del crédito”. Asegura este colectivo que, “llegado el momento de devolver el crédito”, la empresa del padre de Ayuso “no abonó ni uno solo de los plazos previstos”. 

Por eso, tras su frase, se han producido murmullos, jaleo y algún que otro gesto entre los diputados de la oposición, a los que Ayuso ha contestado, interrumpiendo su discurso sobre vivienda. 

“Si ustedes tienen algo que decir, vayan a los tribunales. Y si no, dejen de ir a lo personal contra las familias de las personas que estamos dedicándonos a la política. Son unos sinvergüenzas cuando hacen esas cosas”, ha aseverado. 

Palabras que han enfadado a los parlamentarios del PSOE, que han manifestado, a través de su portavoz, su “desagrado” por las palabras de Ayuso. 

Antes, la presidenta de la Asamblea, Eugenia Carballedo, ha abroncado a los diputados de la oposición. Especialmente a la diputada socialista Pilar Sánchez Acera, a la que ha amonestado por hacer un gesto juntando las muñecas imitando el gesto de alguien esposado. 

“Este gesto, señora Sánchez Acera, no lo vuelva a hacer”, le ha recriminado. “Primer aviso le doy, a usted y a quien vuelva a hacer gestos ofensivos en esta casa”. 

Share this post

Post Comment