Un palestino muerto y 200 heridos en las protestas en la Explanada Mezquitas



Varios palestinos se dispersan mientras la policía fronteriza israelí dispara granadas detonadoras durante unos disturbios tras finalizar la oración musulmana de los viernes.

Un palestino ha muerto y cerca de doscientos han resultado heridos en los enfrentamientos que han seguido este viernes al masivo rezo de protesta musulmana por las medidas de seguridad impuestas por Israel en el acceso a la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén Este.

Según han informado la agencia palestina Maan y el diario israelí Haaretz, que citan a testigos, un joven palestino ha muerto en el barrio de Ral El Amoud tras recibir un disparo de un colono israelí.

La portavoz de la Policía, Luba Samri, ha confirmado la muerte del palestino y ha afirmado que cuatro agentes han resultado heridos leves por impactos de piedras y fuegos artificiales lanzados por los manifestantes.

Además, se han registrado 193 heridos en los disturbios, que han tenido lugar tanto en Jerusalén como en Cisjordania, según ha confirmado el servicio de emergencias Media Luna Roja (equivalente musulmán a la Cruz Roja).

TENSIÓN EN AUMENTO

Este servicio cifra en 41 los heridos en el centro de Jerusalén que fueron trasladados a los centros de atención médica localizados en distintos barrios, la mayoría de ellos por golpes, balas recauchutadas y quemaduras, a los que se suman otros 31 que fueron intervenidos en el lugar de los hechos.

En el barrio jerosolimitano de Isariya ha habido dos heridos con munición real, diez con balas recubiertas de caucho y cuarenta por inhalación de gas y quemaduras.

En cuanto a Cisjordania, once personas fueron heridas en Ramala, por granadas de estruendo, gases lacrimógenos y munición real, otras 38 en la vecina Belén, la mayoría de ellas (31) por asfixia por gases.

En el norte y el sur de ese territorio también hubo disturbios violentos, con tres heridos en Qalqilia, seis en Tulkarem y otros seis en Hebrón (dos de ellos con munición real).

En las inmediaciones de la Ciudad Vieja, Efe presenció cargas policiales y detenciones de los fieles que, finalizado el rezo en las calles, lanzaron botellas de agua a los agentes que cortaban el acceso a la ciudadela amurallada, donde solo se permitía el paso por los puntos más cercanos a la explanada a los hombres mayores de cincuenta años y las mujeres.

La zona amaneció con un amplísimo dispositivo de la Policía, que expulsó a la prensa de puntos cercanos al complejo, como la Puerta de los Leones.

Miles de musulmanes se congregaron a las afueras del lugar, tercer sitio sagrado para esta religión y primero para los judíos, para rezar y protestar por los detectores de metales instalados por el Gobierno israelí tras un ataque del pasado viernes, en el que fueron asesinados dos policías por tres atacantes que luego fueron abatidos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Los asentamientos de Israel… y Trumppor elhuffpost



Source link

Share this post

Post Comment