«Una autobiografía llena de mentiras»: la polémica sobre ‘Yoga’, el último libro de Emmanuel Carrère

«Una autobiografía llena de mentiras»: la polémica sobre ‘Yoga’, el último libro de Emmanuel Carrère


Su estilo, caracterizado por la narración desde el “yo” y la introducción del escritor en la novela, así como por contar la historia de personajes reales en lo que llama “no-ficción”, le ha encumbrado al éxito con novelas como El adversario (2006) o De vidas ajenas (2009).

Sin embargo, su estilo empírico basado en las vivencias y, cómo no, en hechos reales, le jugó una mala pasada con su último libro Yoga (2020). Una obra que iba a ser un libro sencillo e irónico sobre la práctica del yoga, pasó a ser una novela en la que narra, entre otros episodios, su internamiento en un psiquiátrico por una depresión y un trastorno bipolar del que fue diagnosticado tras su proceso de divorcio. “Es la narración sin ningún tipo de tapujo de la profunda depresión con tendencias suicidas”, dijo sobre su trabajo.

Hélène Devynck, periodista y exmujer del escritor, le acusó de no publicar una novela sino “una autobiografía llena de mentiras”. “Este libro presentado como una autobiografía es falso, dispuesto para servir a la imagen del autor y totalmente extraño a lo que mi familia y yo hemos pasado junto a él”, señaló en un artículo publicado en la edición francesa de Vanity Fair.

Devenyck acusó al escritor de omitir determinados fragmentos —por ejemplo, la elipsis inicial por la que se desconoce el motivo de su depresión— y de introducir ficción, saltándose así el contrato legal que tenían firmado y por el que Carrère no podía hablar de ella ni de sus seres queridos sin consultarlo. “Mi personaje se presentaba en una fantasía sexual, acompañada de revelaciones indeseables sobre mi vida privada”, señaló.

Emmanuel Carrère en marzo de 2016.

Además, señaló que aprovechó estas restricciones —que no fueron todas las que ella pidió— como una licencia de estilo para hacer llegar su obra más lejos. Según su exmujer, había utilizado “una restricción legal en autoglorificación” y hacer así “un guiño al jurado del Goncourt, que prefiere premiar las novelas que los testimonios”.

Para Carrère el límite de su ficción, cruda y tan real que ha narrado desde asesinatos hasta catástrofes retratando a los personajes reales, está en “no hacer daño”, tal y como contó a la edición española de Vanity Fair.

“La autoficción tiene un límite, uno solo, como en el juramento hipocrático: no hacer daño. No ofender a nadie. Yo lo hice una vez, hace mucho tiempo [en Una novela rusa (2007)] expuse la intimidad emocional y sexual de Sophie, mi compañera de entonces, con una indiscreción que aún hoy lamento”, señaló.

En esa misma entrevista recalcó que no había mencionado a su exmujer en la novela, y que puede que “sea eso lo que reprocha”. “Si hubiera escrito la más mínima cosa desagradable de Hélène, habría entendido que se ofendiera y saliese con una diatriba sobre los escritores que vampirizan en sus personajes a quienes tienen alrededor. Pero no escribí nada agradable o desagradable sobre ella, nada en absoluto. Quizá en el fondo sea eso lo que me reprocha. Tal vez no quiera estar en el libro, pero tampoco quiere estar fuera de él”, explicó entonces.

Finalmente, esa voluntad de agradar al jurado del Goncourt, el gran premio literario francés, de la que le acusaba Devenyck no surtió efecto. El pasado mes de septiembre fue retirado del listado de semifinalistas, aunque desde los galardones evitaron entrar en la polémica. Si bien ha logrado el Princesa de Asturias, fue Hervé Le Tellier quien logró el premio galo con La anomalía (2020).

Series basadas en libros que están a su altura

Share this post

Post Comment